domingo, 20 de octubre de 2013

Aprende a quererte



En todo el mundo no hay nadie como yo.
Hay personas que tienen algo en común conmigo, pero nadie es exactamente como yo.
Por lo tanto, todo lo que surge de mI es verdaderamente mío porque yo sóla lo escogí.
Soy dueña de todo lo que me concierne:
De mi cuerpo, incluyendo todo lo que hace;
mi mente, incluyendo todos sus pensamientos e ideas;
mis ojos, incluyendo las imágenes de todo lo que contemplan;
mis sentimientos, sean los que sean, ira, gozo, frustración, amor, desilusión, excitación;
mi boca, y todas las palabras que de ella salen, corteses, tiernas o rudas, correctas o incorrectas;
mi voz, fuerte o suave y todas mis acciones, ya sean para otros o para mi misma.
Soy dueña de mis fantasías, mis sueños, mis esperanzas, mis temores.
Soy dueña de todos mis triunfos y logros, de todos mis fracasos y errores.
Como soy dueña de todo mi yo, puedo llegar a conocerme íntimamente.
Al hacerlo, puedo amarme y ser afectuosa conmigo en todo lo que me forma.
Puedo así hacer posible que todo lo que soy trabaje para mi mejor provecho.
Sé que hay aspectos de mi misma que me embrollan y otros aspectos que no conozco.

Pero,  mientras siga siendo afectuosa y amorosa conmigo misma,
valiente y esperanzada, puedo buscar las soluciones a los embrollos
y los medios para llegar a conocerme mejor.
Sea cual sea mi imagen visual y auditiva, diga lo que diga, haga lo que haga, piense lo que piense y sienta lo que sienta en un instante del tiempo, esa soy yo.
Esto es real y refleja dónde estoy en ese instante del tiempo.
Más tarde, cuando reviso cual era mi imagen visual y auditiva, qué dije y qué hice, qué pensé y que sentí, quizás resulte que algunas piezas no encajen.
Puedo descartar lo que no encaja y conservar lo que demostró que si encaja.
E inventar algo nuevo en vez de lo que descarte.
Puedo ver, oír, sentir, pensar, decir y hacer.
Tengo las herramientas para sobrevivir, para estar cerca de otros, para ser productiva,
y para encontrar el sentido y el orden del mundo formado por la gente y las cosas que me rodean.
Soy dueña de mí misma,
Y por ello puedo construirme.
Yo soy yo y estoy bien.


Autora: Virginia Satir


 

martes, 15 de octubre de 2013

Este fin de semana hemos celebrado los cursos de Conocimiento de Sí mismo y Crecimiento Personal

    Estos dos cursos del programa de formación de Agentes de Ayuda se han llevado a cabo en Begoña, y han sido un gran éxito tanto en lo que se refiere al número de participantes, 37 y 26 personas, como al ambiente que se ha creado de trabajo intenso y profundo, tanto en el campo del crecimiento como persona, como en el de desarrollo de las potencialidades que todos llevamos en lo más hondo de nosotros mismos. Comienza ahora un trabajo de seguimiento de 2 horas semanales durante 12 semanas para trabajar y desarrollar todas las herramientas que se han ido mostrando este fin de semana.
    Gracias a todos y especialmente a Alfonso y Francisco, que han impartido los dos cursos, a las coordinadoras y coordinadores y a las voluntarias que han ayudado a que todo se haya desarrollado sin problemas.

Este trabajo realizado queda sintetizado en este poema que ha escrito nuestra compañera Manoli, participante del grupo de Crecimiento Personal,

Creciendo para ayudar, ayudando para crecer
reestructuras pensamientos, actitudes,
tamizados por los sentimientos
dándole pinceladas a las emociones.
Yo debo, tú debes, la vida debe...
son ideas irracionales
construyendo un tamiz cognitivo
que nos obliga, nos destruye y condena
A veces y sólo a veces...
me visto con un disfraz que
me empodera, me protege,
y a veces me aleja e intimida.
¿Quién soy yo... salvador, perseguidor,
quizá una víctima?
¿Podré identificar mis valores?
¿Serán creativos, vivenciales,
o quizás de actitud?
Ahora, y sólo ahora,
puedo decirte: nada cambia, yo cambio, todo cambia,
ya que el camino elegido
es el que da sentido a mi vida

lunes, 7 de octubre de 2013

Final del I Curso de Relación de Ayuda en Bilbao

   El pasado lunes, 30 de septiembre, terminamos  el primero de los tres grupos que estamos realizando el Seminario de Relación  de Ayuda, y lo hicimos con una celebración por todo lo alto, como requiere la ocasión: es el primer grupo que completa la formación del Programa de Agentes de Ayuda, esa que empezamos hace un año y medio un grupo de personas animadas a poner en marcha el Teléfono de Esperanza  en Bizkaia, un objetivo que cada día vemos más cercano.